El llanto de la lluvia

Sentada en el diván de mi casa, frente a la ventana, observo la lluvia caer sobre el cristal; pequeñas gotas arrojadas por las nubes; delicadas, pasajeras, tranquilamente ausentes a los transeúntes que se resguardan de su huella bajo un paraguas, sumidos en sus propias preocupaciones. No obstante, si las gotas que marcan la ventana frente…

El aroma de la lluvia

Era una mañana lluviosa en el centro de Donostia, como la mayoría de las mañanas entre los meses de noviembre y abril. Gloria se encontraba paseando entre los comercios abiertos, que daban cobijo a propietarios, dependientes y clientes agradecidos por poder resguardarse del frío y el sirimiri exterior. No obstante, para Gloria era un regalo…