Sonrisas de cristal

Sonrisas de cristal. ¿Cuántas veces al día vemos una? ¿Cuántas veces las esbozamos?

Cuando vamos a comprar el pan para preparar el desayuno, y el dependiente tras el mostrador nos pregunta por nuestro ánimo o nuestra vida. La mayoría le respondemos que no nos puede ir mejor, que nuestra vida cada día va mejorando: y, para terminar nuestra pequeña actuación, le regalamos una sonrisa de cristal, tan frágil, tan superficial, tan falsa… La primera de las muchas que le seguirán a lo largo del día.

¿Alguna vez te has preguntado por qué lo hacemos? Todos tenemos uno de esos días en los que la vida nos supera, en los que simplemente deseamos descansar un momento y acurrucarnos bajo una manta con una taza de algo caliente. En los que nos encantaría que alguien nos acariciara la espalda y nos dijera que todo va a salir bien. Aunque ya sepamos que es cierto. Aunque ya sepamos que no lo es.

Entonces, ¿qué nos impide hacerlo? ¿Por qué no le sonreímos al panadero y le respondemos, alto y claro: la verdad es que hoy no me encuentro bien? Eso no significa que no nos guste nuestra vida, sino que, en este mismo instante, nos gustaría que las cosas fueran más sencillas; que no tuviéramos que preguntarnos lo que verdaderamente sentimos por nuestra pareja, la opinión que nuestro jefe tiene de nosotros o si podremos irnos de vacaciones el año que viene. Nos gustaría poder hacer lo que más nos apetezca, lo que realmente sintamos, sin culpabilidades, sin quebraderos de cabeza, sin inseguridades; esbozando una sonrisa de esas sinceras, que llegan a los ojos y al alma; que nos hacen libres.

Pero la vida no es así, todo acto tiene una consecuencia, buena o mala, y con tantas espaldas a nuestro alrededor, nosotros nos empeñamos en acarrear todo el peso únicamente sobre nuestros hombros. Y aunque sea durante un día, una semana o un minuto, el mundo nos vence el pulso.

Y tú ¿qué clase de sonrisa esbozarías ahora mismo? ¿Le diría a alguien lo que realmente piensas?


         

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s