Si hoy te vas… puede que mañana yo no vuelva

Hace 10 años me dijiste por primera vez que me querías. Todavía recuerdo lo nervioso que estabas. Después de cenar insististe en dar una vuelta por la playa para aprovechar una de las pocas noches calurosas. Allí me cogiste de la mano, y titubeando un poco por los nervios me dijiste cuánto me querías, y…