El lienzo de la culpa

“San Jerónimo penitente”. Un óleo sobre culpa y contrición. Un hombre abrumado y afligido, sólo ante su destino.

Llevo más de tres horas inmerso entre las paredes del Prado. Saboreando a Rubens, Goya, Velázquez… distintas historias y diversos matices que han sido capturados para la infinitud. Aunque he degustado cada una de las sensaciones que las obras me brindaban, ninguna de ellas ha conseguido franquear mi sensibilidad como Lorenzo Lotto.

“San Jerónimo penitente”. La imagen de este anciano contrito, y lo que representa, me transporta a la noche de ayer.

Su expresión que mudaba a decepción, según la mía se iba tornando en rechazo. Las palabras que abandonaron mis labios, e, hiriéndole, atravesaron el aire. El pánico que me poseyó. La pena que le embargó.

Finalmente, una mancha de sangre que empezó a extenderse entre sus piernas.

Claramente, mi voz no pudo haberle matado. Pero probablemente le pudo haber salvado.

 

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s